Los 5 mitos más comunes sobre la creatividad

Los 5 mitos más comunes sobre la creatividad

junio 8, 2017

Este artículo fue escrito pro nuestro director creativo para la revista Forbes. Tiene tips super interesantes a cerca de los mitos a los que nos enfrentamos día a día cuando queremos ser creativos, seguro con alguno te identificas.

Para incrementar la confianza creativa debemos empezar por desmitificar la creatividad. Te digo cuáles son los 5 mitos más peligrosos y los tips para desactivarlos.

Por Carlos Álvarez

Los negocios necesitan ideas nuevas para mantenerse vigentes y ganar en el mercado. Ante esta realidad es común que los altos directivos de las compañías pidan a sus equipos de trabajo que sean “más creativos”. El problema es que la mayoría de la gente se siente insegura al generar ideas.

En RedBox le hemos preguntado a más de cinco mil personas, en los diferentes foros en los que hemos participado durante 12 años, ¿qué tan seguro te sientes generando ideas? Los resultados son:

  1. a) Muy seguro: 5%
  2. b) Inseguro: 60%
  3. c) Nada seguro: 35%

Para incrementar la confianza creativa debemos empezar por desmitificar la creatividad. A continuación los 5 mitos más peligrosos y los tips para desactivarlos.

 

Mito 1: El “genio” creativo

Existen muchos mitos destructivos sobre creatividad, pero quizás el más peligroso de todos es el mito del “genio creativo”. La noción equivocada de creer que sólo unos cuantos seres humanos superdotados son capaces de generar ideas brillantes y que el resto de nosotros, los mortales, debemos resignarnos a ser espectadores de su talento sobrenatural.

“Para la gente que cree en el mito del genio creativo, la creatividad se vuelve un acto antisocial que únicamente personas célebres como Mozart, Einstein o Picasso pueden lograr”: Austin Kleon.

En realidad, todos somos capaces de generar ideas; el problema es que mucha gente concibe la creatividad como una tarea en solitario.

Para el músico Brian Eno, existe una forma más saludable de concebir el acto creativo, no como el momento de lucidez de un genio solitario, sino como el acto de colaboración entre una escena creativa.

Las grandes ideas generalmente nacen en grupo. Es por eso que los grandes artistas, intelectuales e innovadores de la historia en realidad fueron parte de una escena que les sirvió como plataforma para tomar ideas prestadas y llevarlas al siguiente nivel.

El científico británico Matt Ridley sostiene que “el motor del progreso humano ha sido la unión y el apareamiento de ideas para crear ideas nuevas. La inteligencia individual no es tan importante; lo que realmente importa es cuan inteligente es el cerebro grupal”.


Tip: Encuentra tu escena creativa

  • Busca un grupo de personas que compartan tu lucha.
  • Comparte abiertamente tus ideas con ellos.
  • Construye sobre las ideas de los demás y deja que construyan sobre las tuyas.

 

Mito 2: Ideas “originales”

Relacionar creatividad con originalidad es el segundo mito que debes desactivar para incrementar tu confianza creativa.

Comúnmente esperamos que nuestras ideas sean totalmente nuevas, y si descubrimos que son similares a algo que ya existe, entonces las descartamos.

Para liberarnos del peso que implica buscar lo original, es importante reconocer lo que señaló Mark Twain: “Todas las ideas son de segunda mano; consciente e inconscientemente son tomadas de un millón de fuentes externas.”

El proceso creativo requiere influencias, inspiración y referencias. Por eso, el cineasta Jim Jarmusch nos invita a buscar la autenticidad por encima de la originalidad. “Nada es original. Roba de cualquier lugar que resuene con la inspiración o llene tu imaginación.”

Devora películas viejas, películas nuevas, música, libros, pinturas, fotografías, poemas, sueños, conversaciones, arquitectura, puentes, señales en las calles, árboles, nubes, cuerpos de agua, luces y sombras.

Selecciona sólo cosas para robar que le hablen directamente a tu alma. Si lo haces, esto, tu trabajo (y robo), será auténtico. La autenticidad es invaluable; la originalidad no existe. Y no te preocupes en ocultar tu robo; celébralo, si hace falta.

En cualquier caso recuerda siempre lo que dijo Jean-Luc Godard: “No importa de donde tomes las cosas, importa a donde las lleves.”


Tip: Explora cuatro fuentes de inspiración

  1. Inspírate de lo que dicen tus clientes, proveedores y socios comerciales.
  2. Tu industria. Inspírate en las mejores prácticas de tus competidores y encuentra un ángulo de diferenciación para llevar tus ideas al siguiente nivel.
  3. Otras industrias. Inspírate de cómo jugadores de otras industrias han logrado resolver retos similares.
  4. Otras Disciplinas. Inspírate de diferentes manifestaciones artísticas y disciplinas académicas.

 

Mito 3: Ideas “buenas”

La confianza creativa está relacionada con la percepción que tenemos de la calidad de nuestras ideas.

Si mis ideas son buenas, entonces me reconozco como creativo; si mis ideas son “malas”, entonces prefiero no generarlas.

El tercer mito es relacionar el nivel de creatividad con la calidad de las ideas. La creatividad es la capacidad de generar una gran cantidad de posibilidades ante un reto; en este sentido, el creativo no es aquel que únicamente tiene buenas ideas, es aquel que tiene muchas ideas siempre.

El consultor en estrategia Gary Hamel escribió un artículo titulado “Una nueva matemática para la innovación”, en que ilustra la importancia de anteponer la cantidad de ideas a la calidad: “Por cada mil ideas, sólo 100 serán lo suficientemente atractivas para convertirlas en pequeños experimentos, únicamente 10 ideas de esas 100 justificarán un compromiso financiero sustancial, y de esas 10 únicamente 2 traerán beneficios interesantes a tu compañía.

La lección es clara: si quieres tener una gran idea, primero debes ser capaz de generar mil posibilidades. Las buenas ideas emergen al explorar una gran cantidad de posibilidades; entre más posibilidades explores, mayores son las probabilidades de encontrar una gran idea.


Tip: Primero busca cantidad de ideas, después calidad

En un estudio realizado por la agencia de innovación RedBox se descubrió que únicamente el 10% de las ideas generadas durante una sesión de creatividad son ideas ganadoras. Por lo tanto, si necesitas 3 ideas ganadoras, asegúrate de generar por lo menos 30 ideas preliminares. No importa si las 30 ideas son buenas o malas; lo importante es que al depurar las 30 ideas encontrarás las 3 grandes ideas.


 

Mito 4: Salte de la caja

Quizá la frase más utilizada para incentivar la creatividad es “salte de la caja”.

Invitar a pensar fuera de la caja, sin ningún límite ni restricción, únicamente incentiva “ocurrencias creativas”, ideas que no resuelven el reto planteado.

Para Marissa Mayer, directora ejecutiva de Yahoo!, las grandes ideas nacen en la intersección de los límites y la inspiración.

No se trata de pensar fuera de la caja; se trata de pensar dentro de la caja correcta.

La caja correcta tiene un objetivo claro, referencias que inspiran y límites que enfocan. Por ejemplo, IKEA no le pide a sus diseñadores que se salgan de la caja para generar ideas de muebles; por el contrario, les da a sus diseñadores límites que liberan, tales como el costo deseado del mueble y las medidas óptimas del empaque para facilitar la logística.


Tip: Piensa diferente dentro de la caja correcta

  1. Define un objetivo claro.
  2. Dicho objetivo debe ser expresado en una oración simple.
  3. Utiliza la siguiente fórmula: Ideas para ______________.
  4. Establece por lo menos 1 límite para resolver el objetivo.

 

Mito 5: Pensar como niños

El último mito a derribar es relacionar la creatividad con comportarse de forma infantil. Si alguna vez te encuentras en una lluvia de ideas donde te vendan los ojos, te hagan pintar con las manos o te pidan que bailes como loco, sal corriendo.

Si bien es cierto que los niños son más libres y, por tanto, más creativos que muchos adultos, no es recomendable pedirle a adultos que se comporten como niños para acelerar el proceso creativo.

Para que las ideas fluyan es muy importante crear un ambiente donde la gente se sienta lo más cómoda y segura posible. Muchas veces, comportarse como niños tiene el efecto contrario en los adultos: se sienten incómodos, expuestos y ridiculizados.


Tip: Crea un ambiente relajado, no un ambiente infantil

  1. Busca un lugar cómodo y tranquilo para tu sesión creativa.
  2. Procura que el mobiliario del espacio sea flexible, para que los participantes puedan moverse libremente.
  3. Ofrece comida a las personas que asistan a tu sesión de creatividad.

 

Carlos Álvarez (@carlosmara) es socio fundador y director Creativo de RedBox. Creador del primer modelo mexicano de innovación llamado Four Sources, que ya está patentado y ha servido a más de 60 empresas.

Los 5 mitos más comunes sobre la creatividad

 

 

Deja un comentario


WordPress Video Lightbox