Nunca es demasiado tarde, o temprano para emprender

Nunca es demasiado tarde, o temprano para emprender

mayo 4, 2017

A los 17 años tenemos la idea de que lo sabemos todo. Con un golpe de suerte y la inteligencia necesaria esto puede convertirse en algo verdadero, o al menos aparentarlo. Carlos Alberto Ruiz Velasco decidió dejar atrás el status social y comenzó a emprender sabiendo cuales eran las claves que necesitaba para triunfar.

Este emprendedor, con familia jalisquense dedicada a la marroquinería, decide tomar la experiencia que tiene en el negocio ya establecido y crear su propia marca. Lleva ya 28 años en el mercado y la empresa compite contra grandes empresas internacionales siendo ya una de las que vende más accesorios de moda en México. Su crecimiento anual es del 30% y esta presente en las principales tiendas departamentales aparte de sus boutiques personales.

¿Cuál es la clave de su gran éxito?

Creo está de más que hablemos de la gran relación que existe entre precio-calidad de sus productos. Aquí entra un tema de innovación y de cuidado en el proceso de fabricación. La marca lanza mensualmente más de 200 creaciones originales ¿se imaginan?.

Su gran ventaja competitiva es justamente el no enfocarse solo en el cambio de temporada, si no en, hacer que cada mes exista una expectativa por nuevos productos. Esto implica muchas áreas trabajando sin parar para sacar estas nuevas colecciones. Estamos hablando de que el proceso de fabricación tiene que ser impecable, acompañado de un gran equipo de diseño y de innovación. A pesar de que ya tiene un equipo enorme trabajando en esta tarea él no deja de involucrarse en el proceso de selección, que como hemos leído en diferentes entrevistas, es lo que más disfruta de su trabajo.

Carlos cree en el potencial humano más que en la capacidad de una maquina. Cloé emplea a 600 personas, y cuenta con oficinas en Ecuador y Hong Kong. A pesar de ser una empresa 100% mexicana, por el crecimiento exponencial que esta teniendo, ha tenido que buscar apoyo para la producción de su linea de equipaje con China y Tailandia. Este apoyo se buscó en esos lugares por la falta de infraestructura para poder producir y manufacturar volúmenes tan altos y con la calidad que ésta marca lo busca en México.  Aparte del gran diseño y calidad, también involucra la tecnología en sus productos. Por ejemplo, sus equipajes cuentan  con un chip de rastreo a través de una app, nunca más volverás a perder una maleta si la compras en Cloé.

Éste es un gran ejemplo de como la edad es irrelevante cuando se trata de emprender e innovar, puedes tener 17 años como Carlos, o 60 como el creador de KFC. Si tienes la idea no dejes que nada te limite a llevarla acabo.

Nunca es demasiado tarde, o temprano.

Deja un comentario


WordPress Video Lightbox