Entre más cosas ves, más ideas tienes

Por Carlos Álvarez, socio director creativo de RedBox Innovation. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La calidad de tus ideas está relacionada a la diversidad de estímulos a los que estás expuesto. Si únicamente te inspiras de referencias que están alineadas a tus creencias e intereses actuales te repetirás a ti mismo.

La calidad de tus ideas está relacionada a la diversidad de estímulos a los que estás expuesto. Si únicamente te inspiras de referencias que están alineadas a tus creencias e intereses actuales te repetirás a ti mismo.

Debes reconocer que existe una fuerte inercia para inspirarte de referentes homogéneos. Los algoritmos de búsqueda y recomendación de las plataformas digitales que usas están optimizados para capturar tu atención el mayor tiempo posible en base a tus preferencias actuales, no están diseñados para ayudarte a descubrir contenido que amplíe tus horizontes. Por lo anterior, descubres música muy parecida a la que actualmente te gusta, ves series similares a las que terminaste de ver la semana pasada, lees el mismo tipo de artículos y sigues en redes sociales a gente parecida a ti. Crees que exploras y descubres cosas nuevas pero en realidad lo único que haces es consumir más de lo mismo.

Si quieres tener más y mejores ideas debes inspirarte de lo que se encuentra en el terreno adyacente a lo que actualmente te interesa. Una forma de lograrlo es investigar cuáles son las fuentes de inspiración de la gente que admiras o respetas creativamente. Qué autores leen, qué música escuchan, a qué podcasts están suscritos, a quiénes admiran, con quién están en desacuerdo, qué otros proyectos tienen, etc.

Cuando le das permiso a tu curiosidad de explorar más allá del contenido que acostumbras consumir, tu acervo de referencias se expande y crece tu repertorio de inspiración para crear. Entra más cosas ves, más ideas tienes.